Un oficial de la Guardia Imperial de Napoleón Bonaparte, Arnaldo Pellet Gallibert, vivió y murió en Matanzas, según una nota divulgada por el investigador local Adrián Álvarez.
Pellet Gallibert, natural de la ciudad francesa de Carcasona, recibió sepultura a los 78 años el 22 de abril de 1871, en el cementerio de San Juan de Dios en esta urbe, distante 100 kilómetros al este de La Habana, acorde con la fuente.
El soldado galo residía hacía años en la localidad, pero no está especificado el motivo ni la fecha de su llegada a estas tierras o a que se dedicó en estos lares.
Álvarez recoge en su reseña que en las páginas del periódico territorial Aurora del Yumurí de esa época, amigos del finado dejaron constancia de los méritos como “pundonoroso y valiente militar, así como padre ejemplar”.
El oficial alcanzó los grados de subteniente del citado cuerpo élite de Bonaparte (Ajaccio, 15 de agosto de 1769-Santa Elena, 5 de mayo de 1821).
Pellet Gallibert tomó parte en importantes campañas como las de Rusia y Leipzig (Alemania), especificó en su comentario el especialista matancero.