En el año 2000 el músico Paul McCartney, exintegrante del célebre cuarteto Los Beatles visitó nuestro país.
Procedente de Isla Margarita, Venezuela, McCartney solo estuvo unas horas de tránsito en la ciudad de Santiago de Cuba, adonde llegó en su avión privado junto a la entonces novia, la modelo Heather Mills y dos de sus hijos. Realizó un recorrido por el centro histórico, el parque Céspedes, la calle Heredia y la Casa de la Trova Pepe Sánchez, donde disfrutó de sones, boleros y guarachas y compró discos de música cubana.

En el restaurante El Morro, de la ciudad de Santiago de Cuba, mantiene entre sus atractivos las huellas dejadas por el músico Paul McCartney. Sus trabajadores recuerdan el pedido que hizo de tortillas y vegetales, cóctel Piña Delicias, cerveza Mayabe y helado de chocolate.
Muy cerca se encuentra el Castillo San Pedro de la Roca, a donde acudió la familia McCartney a conocer los valores patrimoniales de esa joya de la arquitectura cubana.