En los fondos del Museo Numismático (Oficina del Historiador de la Ciudad) se conserva una serie de monedas de plata. Se trata de las monedas souvenir acuñadas por la República de Cuba en Armas en 1897 y 1898, en las que aparecía la efigie de una bella mujer. Fueron acuñadas con el fin de recaudar fondos para la contienda independentista. El rostro alegórico a Cuba que aparece en esas piezas es el de una belleza camagüeyana: Leonor Molina Adán seleccionada entre varias camagüeyanas presentadas a un concurso.

Luego de ser nombrado Tomás Estrada Palma como delegado plenipotenciario del gobierno revolucionario cubano en los Estados Unidos, se aprovecha para coordinar a través de Octavio Zayas, comisionado financiero de la delegación de Cuba en Nueva York, la acuñación en plata de 10 000 monedas para contribuir con los gastos de la guerra. El propio Zayas propuso para el anverso de las mismas la efigie de la camagüeyana Leonor Molina Adán, como representación de la República de Cuba en Armas.

En el anverso, rodeando la parte superior del perfil de la joven, se estampó la inscripción «Patria y Libertad» y en el borde inferior la palabra souvenir, separadas ambas por dos estrellas pequeñas. Como elemento central del reverso, se optó por el Escudo Nacional, acompañado de la inscripción Républica de Cuba.

Cerca del canto de la pieza, debajo de la punta del escudo, aparecen seis estrellas que representan cada una de las provincias en que estaba dividida la Isla. Estas estrellas están antecedidas por un «900» y sucedidas de la palabra «fino», para indicar la cantidad de milésimas de metal puro fundidas en la aleación. En 1898 se hizo una segunda acuñación de las monedas, imprimiéndose esta vez su valor facial verdadero: un peso y aparecía el mismo perfil femenino. Para ese momento los Estados Unidos habían declarado la guerra a España, por lo que desaparecieron las razones que obligaron a enmascarar la emisión anterior.

Leonor nació en los campos del Camagüey mambí en 1870  y establecida en Estados Unidos tras la muerte de su padre en la manigua, participó en numerosas actividades encaminadas a recolectar fondos para la guerra, falleció en Miami a los 87 años el 12 de enero de 1957.