Creado en el año 1937 en el poblado de Antilla, provincia de Holguín. Cabe a este municipio, la satisfacción de haber sido elegida entre todas las ciudades de la Isla de Cuba, para establecer en su puerto y amplios litorales, la primera estación aérea de la República, en su doble aspecto terrestre y marítimo, debido a la ventaja de su posición geográfica en el continente.

La Pan American Air Ways en inteligencia con la Compañía Nacional de Aviación, hicieron esa elección, procediendo la primera a construir para sus aviones un precioso palacete sobre el mar, con muelles para el atraque y desembarco de pasajeros y correspondencia y la segunda, acondicionando el campo de aterrizaje destinado a los aeroplanos nacionales.

Esta estación aérea doble, de enorme importancia y reputada como la segunda de estaba provista de todos los aparatos necesario para obtener y trasmitir noticias sobre el tiempo y observar las diversas direcciones y velocidades de los aviones, alcanzando sus observaciones hasta treinta mil pies de altura. Tenían su fuente de energía eléctrica en una planta Kholec; un magnifico taller de reparaciones y un amplio depósito de gasolina y aceite.

Los aviones de la Pan American, en combinación con los de la Compañía Nacional de Aviación, prestaban servicios regulares y frecuentes en todas las provincias cubanas y conectaban a Cuba con el mundo entero.